top of page

Ballet clásico en la segunda mitad del Siglo XIX. Época de Marius Petipa.

La segunda mitad del Siglo XIX. Época de Marius Petipa. El desarrollo de la técnica y calzado.
zapatillas de punta de ballet

En la segunda mitad del siglo XIX ya no se podía imaginar el ballet clásico sin zapatillas de punta, eran imprescindibles para las bailarinas. Los espectadores llegaron a los teatros con la esperanza de ver algo nuevo y virtuoso con esta técnica. Aparecieron nuevos pasos como los famosos fouettés, virtuosos saltos y giros en puntas. Las zapatillas evolucionaron y por primera vez aparecieron con la suela más dura y una caja para dar soporte a los dedos, lo que dio a las zapatillas de punta la forma contemporánea.

San Petersburgo se convirtió en el centro del ballet, donde los coreógrafos y maestros de Italia, Francia y Rusia empezaron una nueva época de danza, que desde ese momento recibió el nombre de ballet clásico. Una de las figuras más importantes de esa época en la historia del ballet clásico fue Marius Petipa.

Marius Petipa fue un bailarín francés que empezó a trabajar como maestro y coreógrafo en los Teatros Imperiales en San Petersburgo en 1847. En ese tiempo todas las bailarinas protagonistas empezaron a bailar en puntas y en muchas de las coreografías creadas por Petipa utilizaban esa técnica.

En esa época la técnica de danza sobre las puntas de los dedos evolucionó significativamente: se establecieron los entrenamientos, la terminología de los ejercicios y los pasos en puntas. Las bailarinas y coreógrafos buscaron nuevos movimientos cada vez más virtuosos y complicados para sorprender al público. Aparecieron nuevos pasos, los famosos fouettés, que eran giros virtuosos que las bailarinas realizaban dando vueltas sobre la punta de una pierna, mientras la otra dibujaba los círculos en el aire. De esta manera, la danza en puntas logró tener su papel principal en el ballet.

También se modificó el vestuario y el calzado, las faldas se volvieron más cortas y aparecieron las zapatillas de punta con la caja y suela duras. Todas las zapatillas fueron hechas individualmente para el pie de cada bailarina en los talleres de los teatros y en las compañías. La forma sustancialmente diferente del zapato de punta apareció en Italia a finales del siglo XIX. Las famosas bailarinas italianas Carlotta Brianza y Pierina Legnani, quienes desarrollaron una técnica de puntas espectacular, fueron las primeras en usar zapatos con una plataforma robusta y plana en la parte delantera, en lugar de la punta más puntiaguda de los modelos anteriores. Aunque las zapatillas de esa época tenían una estructura más dura y resistente eran casi silenciosas al bailar. La caja estaba confeccionada por unas capas de tela pegadas con un pegamento especial y la suela no tenía clavos y era rígida y fuerte para darle soporte al pie. Esta estructura nueva del zapato permitió a las bailarinas realizar movimientos nuevos y virtuosos, y también bailar por más tiempo en puntas.

A continuación mira el siguiente video:

7 visualizaciones0 comentarios

Comentários

Avaliado com 0 de 5 estrelas.
Ainda sem avaliações

Adicione uma avaliação
bottom of page