top of page

Lo que debes saber sobre la música si te dedicas a la danza o ballet clásico

Nociones mínimas sobre la música para bailarines

Nociones básicas sobre la música para bailarines, música danza ballet
Nociones básicas sobre la música para bailarines

Uno de los elementos de la danza clásica es la música, ya que desempeña un papel muy importante porque acompaña cada movimiento y cada ejercicio durante el entrenamiento clásico. Es fundamental aprender los elementos básicos de la música antes de empezar a ejercitarte.

Elementos de la música:
  1. Melodía: se entiende la melodía como la secuencia de los sonidos. La melodía de las piezas musicales en la clase de ballet ayuda a desarrollar la expresividad y sensualidad en la danza.

  2. Armonía: se refiere a los sonidos producidos simultáneamente. Por ejemplo, cuando varias personas cantan al mismo tiempo diversas notas o alguien toca en el piano varias notas simultáneamente, produce armonía. La armonía, junto con la melodía, da carácter a la pieza musical.

  3. El ritmo: es la distribución de los sonidos en el tiempo. Cuando escuchamos una pieza musical percibimos una sensación de movimiento que es el resultado de la forma en que las distintas notas se han distribuido en la pieza. El ritmo es un elemento esencial en la danza, ya que define la estructura de la coreografía y los movimientos en la misma.

El alumno que estudia la danza o ballet debe saber identificar los tres elementos básicos de la música en cualquier pieza musical

Es importante que los alumnos de danza sean capaces identificar los tres elementos básicos de la música: saber identificar el tempo y el ritmo, la melodía y las frases musicales de cada pieza que se utiliza en una clase de danza o de ballet, ya que tanto los pasos dancísticos, la coreografía, así como los ejercicios de danza siempre están diseñados de acuerdo con la música.


En la música para la danza o el ballet clásico el elemento imprescindible y más importante es el ritmo.

EL RITMO

El ritmo es la base de todas las manifestaciones vitales, entre ellas, la música. Por ello, el ritmo es el primer elemento musical que toda persona conoce y reconoce incluso sin tener ningún conocimiento musical previo.

El ritmo, considerado como simple ordenación y estructuración de elementos temporales, está presente en nuestro entorno, como la alternancia de los días y las noches, el continuo vaivén de las olas del mar, los latidos del corazón, la respiración, etc.

El ritmo se compone de tres elementos que son:

1. El pulso

El pulso es comparable al tic-tac del reloj. Todos los pulsos deben ser iguales y el movimiento resultante del ritmo es continuo. La duración media de los pulsos en cada canción, esquema rítmico, etc., es lo que llamamos tempo y se mantiene constante a lo largo de la obra musical. El tempo puede ser lento, rápido o mediano. Por ejemplo, para los ejercicios como plié se usa la música en tempo lento; para battement tendu, mediano o rápido; y para battement frappe y petit battement, tempo rápido.

2. Acento

El acento es la mayor fuerza con la que se ejecuta uno de los pulsos. Es conveniente acostumbrarnos a reconocer los acentos y saber marcarlos para ejecutar los ejercicios de manera correcta. Reconocer los acentos en la música es importante, ya que los ejercicios se desarrollan según los acentos musicales.

3. Compás

Es la porción de una pieza musical en la que conviven pulsos y acentos, y la manera de dividir el tiempo en partes iguales. El compás tiene su origen en la alternancia de sonidos fuertes y débiles. Los compases principales son:

  • El compás binario consta de dos pulsos de igual duración, el primero fuerte y el segundo débil, también lo nombramos el compás de 2/4.

A continuación escucha este ejemplo de un compás binario (de 2/4):

  • El compás ternario consta de tres pulsos de los cuales el primero es fuerte y los otros dos débiles o compás de 3/4.

A continuación escucha este ejemplo de un compás ternario (de 3/4):

  • El compás cuaternario consta de cuatro pulsos de los cuales el primero es más fuerte y el segundo, el tercero y el cuarto débiles o compás de 4/4.

A continuación escucha este ejemplo de un compás cuaternario (de 4/4):

Si quieres desarrollar tu oido musical y aprender a identificar fácilmente el compás, te comparto esta lista de reproducción donde encontrarás muchas piezas musicales en distintos ritmos y tempos:


Al ejecutar los ejercicios de la danza clásica es importante coordinar los movimientos con el ritmo musical.

Por ejemplo, en demi plié, que es un ejercicio básico y consta de sentadillas con la abertura de las piernas, el maestro puede pedir realizar el ejercicio en dos compases de 4/4, es decir, doblar las rodillas en 4 cuentas del primer compás y estirarlas durante las siguientes 4 cuentas del segundo compás. O también se puede ejecutar este ejercicio en un solo compás: dos cuentas para doblar las rodillas y dos para estirarlas.

La música para la clase de ballet clásico es especial y tiene su estructura.

Las piezas musicales para los ejercicios se componen de la preparación que es una parte corta introductoria y que consta de uno o dos compases, a veces tiene solo dos cuartos, y la parte principal que incluye varias frases musicales.

Con este link puedes descargar gratis un álbum de la música para tus clases de ballet clásico, solo haz clic en la imagen.

Nociones básicas sobre la música para bailarines, música danza ballet

Todos los ejercicios en la rutina de ballet se realizan con acompañamiento musical.

Para cualquier persona que se dedica a estudiar danza clásica es imprescindible saber las bases de la estructura musical y desarrollar su oído para poder interpretar el contenido musical a través de la danza. Los elementos más importantes son el ritmo y el compás.
109 visualizaciones0 comentarios

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page