top of page

¿Qué es la "coraza muscular"?

¿Has escuchado alguna vez el término "coraza muscular"?

La coraza muscular es uno de los términos básicos de la terapia psicocorporal, todos tensemos nuestra propia "coraza", que nos protege, pero también limita. Te invito a leer este blog.



Todos los acontecimientos que vivimos nos dejan una huella, no solamente en nuestra memoria y nuestra alma, sino también en nuestro cuerpo en forma de tensiones o “bloqueos musculares” crónicos. A todas estas reacciones musculares la llamamos “coraza muscular” que también forma una parte importante de nuestro ser. Este término lo propuso por primera vez Wilhelm Reich, quien lo explicó como una manera de suprimir las emociones y sentimientos y guardarlos en forma de tensión muscular crónica. Para él, la “coraza muscular” representa una manera de guardar emociones y sentimientos que no somos capaces de afrontar en un momento dado.


¿Qué es la coraza muscular?

La coraza muscular es un término que se utiliza en la terapia psicocorporal para describir un conjunto de tensiones musculares crónicas o patrones psicorporales de reaccionar inconscientemente ante distintas situaciones. Estas tensiones o reacciones están relacionadas con nuestra experiencia previa.

¿Por qué se llama coraza?

Se llama coraza porque esta palabra describe perfectamente la función principal de la misma: proteger al individuo ante distintas situaciones desagradables y garantizar su sobrevivencia.

¿Cómo se forma?

La coraza muscular se forma de manera natural e inconsciente. Los músculos siempre reaccionan ante cualquier estímulo. Cuando nuestro ser percibe que hay cierta relación entre lo que vive y lo agradable o desagradable, en ese momento empieza a reforzar inconscientemente las reacciones musculares que garantizan las experiencias positivas y agradables para evitar las desagradables. Cuando una y otra vez se repiten, entonces en este momento se desarrolla una contracción muscular crónica (una tensión crónica) que su función es proteger al individuo y al mismo tiempo parece una coraza, tanto por su función como por su forma física (los músculos rígidos, tensos, acortados y duros).


Por ejemplo, si una persona piensa que la vida es pesada, inconscientemente se tensan los músculos de la espalda alta y sobre todo de los hombros para “soportar el peso” de la vida, para aguantar las situaciones desagradables que uno tiene que vivir y no puede evitar. Con el tiempo estas tensiones se vuelven crónicas y se forman las zonas de los músculos que son muy duras. Esta reacción psicocorporal sirve para minimizar los sentimientos desagradables.

¿Cómo se percibe?

Normalmente no la percibimos tal cual. Pero en algunas situaciones empezamos a sentir las consecuencias y cómo la coraza afecta la movilidad y la función de las articulaciones y ligamentos, así como posteriormente los órganos internos. La podemos percibir también cuando hacemos masajes o algunos movimientos inhabituales.

¿Es bueno o malo tener coraza muscular?

Por un lado es bueno porque sirve para protegernos del medio en el que nos desenvolvemos; además, forma parte de nuestro carácter. Pero por otro lado, la coraza muscular empieza, en algún momento, a definir nuestro comportamiento, nuestras reacciones y la manera de relacionarnos con nosotros mismos, con los demás y con el mundo. Esto puede limitarnos en algunas situaciones.

Además, las tensiones crónicas con la edad provocan problemas a nivel fisiológico y estructural en nuestro cuerpo. Las tensiones crónicas en ciertas zonas del cuerpo no solamente limitan la movilidad y expresividad, sino también impiden el flujo de la energía vital.


¿Necesito quitar la coraza muscular?

No siempre es necesario, pero si se hace es importante ir paso a paso con mucho cuidado, porque quitarla puede provocar una experiencia muy dolorosa, y como consecuencia puede volverla más rígida. Desde mi punto de vista es importante trabajar con la coraza muscular en las siguientes situaciones:

  1. Cuando la tensión crónica provoca las enfermedades psicosomáticas y/o lesiones de las articulaciones.

  2. Cuando la coraza muscular limita nuestras posibilidades de vivir felizmente y plenamente y/o limita nuestras relaciones interpersonales.

  3. Cuando necesitamos adquirir nuevas habilidades a nivel corporal para nuestro desarrollo personal.

¿Qué técnicas psicocorporales se utilizan para trabajar con la coraza muscular y para qué sirven?

Existen muchas técnicas en la terapia psicocorporal que ayudan a percibir la coraza, así como a ser más conscientes de por qué, cómo y para qué sirven estas tensiones crónicas. Otras técnicas pueden ayudar, si es necesario, a disminuir la tensión muscular en ciertas zonas según los objetivos del proceso terapéutico.


Uno de los métodos más populares es la bioenergética de Alexander Lowen. Te recomiendo solicitar una consulta particular con un terapeuta psicocorporal, si necesitas trabajar con tu coraza muscular.


403 visualizaciones0 comentarios

Comentários

Avaliado com 0 de 5 estrelas.
Ainda sem avaliações

Adicione uma avaliação
bottom of page