top of page

¿Qué es la energía vital desde el punto de vista de la terapia psicocorporal?

“Nuestra energía es nuestra vitalidad. Es la esencia que crea la continuidad de nuestra vida. Nos despertamos con ella, nos dormimos con ella, está presente en nuestros sueños diurnos y nocturnos... Es el fondo del cual emerge nuestra vida... En realidad, la energía no es algo tan particular, pero es el pegamento que une todo y que nos conecta con nuestro yo esencial”. — Richard Strozzy Heckler.



¿Qué es la energía vital?
¿Una sustancia cósmica?
¿Existe una definición científica?

En las sesiones de terapia psicocorporal utilizamos mucho este término, pero ¿qué significa?


No es fácil explicar este concepto. Por un lado, podemos definirlo desde el punto de vista fisiológico como la capacidad física de realizar distintas actividades. A nivel corporal (desde nuestra corporalidad) la energía es sinónimo del movimiento o del trabajo muscular. Como lo define el científico y fisiólogo Iván Séchenov: “Todo la infinita multitud de actividades y procesos cerebrales finalmente se resume a un solo fenómeno: la contracción muscular”.



Es cierto que sin un cuerpo (músculos) no podríamos ni utilizar ni expresar la energía. Es por eso el enfoque de la terapia corporal que se centra en el trabajo con los músculos y nuestro “caparazón muscular” (las tensiones crónicas musculares). Las técnicas terapéuticas ayudan a disminuir las tensiones musculares crónicas y elevar nuestra energía vital.



Pero la energía vital es algo más que solamente la energía muscular o física, o bien dicho la capacidad de expresarse libremente y tener vitalidad y músculos activos y sin tensiones. Este concepto incluye también nuestras capacidades mentales y emocionales, así como las motivaciones, la sexualidad, etc.


Podemos concluir que la energía vital es una “metáfora corporal” que abarca distintas habilidades de nuestro ser, de nuestro cuerpo, mente y espíritu.

Podemos percibirla y comprender si tenemos alto o bajo el nivel de la energía, así como elevarla y evitar desperdiciarla.

¿Qué opinas tú?
¿Cómo percibes tu energía?
¿Tienes suficiente energía vital?
Comenta este blog y comparte.

Si quieres aprender las técnicas de terapia psicocorporal que ayudan a elevar la energía vital solicita mi consulta particular:



390 visualizaciones0 comentarios

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page